Los jóvenes cristianos de Iberoamérica, por medio de la presente declaración, queremos expresar nuestro sincero anhelo de asumir la responsabilidad de hacer conocida la Gloria de Dios en nuestro tiempo con un alcance local y global. Entendemos que para ello necesitamos adentrarnos con mayor profundidad en las Escrituras, y por medio de ellas conocer a nuestro Dios y su obra redentora. Deseamos experimentar la unidad del pueblo de Dios a través de la obra del Espíritu Santo, y desafiarnos mutuamente en la entrega radical de nuestras vidas.

Me comprometo con Dios a vivir para su gloria en todo lo que soy, hago y tengo; despojándome de aquello que limite o impida esto.

Abrir chat
Powered by